ANTES Y DESPUÉS DE ENTRENAR EN BM ESTUDIO

Hoy queremos presentaros el caso de Blanca, que ha pasado de ser un entrenamiento de BM Estudio a convertirse en una gran amiga de la que nos sentimos muy orgullosos. Blanca nos hace sentir cada día la importancia de nuestro trabajo, y entender que todo aquello por lo que luchamos a diario tiene realmente una gran recompensa: poder ayudar a quienes más lo necesitan a conseguir sus objetivos. En este caso Blanca es una persona que durante toda su vida ha convivido con una enfermedad llamada fibrosis quística y que hace 6 años se enfrentó a un transplante bipulmonar.

Su capacidad de sacrificio, su constancia y su firme creencia en que el ejercicio físico combinado con un estilo de vida saludable podrían aportarle una mejor calidad de vida le ha hecho convertirse en una persona más feliz… pensamos en dedicarle un post, pero ha sido ella misma quien de una manera tremendamente generosa ha decidido contar su historia. Os recomendamos que perdáis unos minutos en ahondar en ella.

Mil gracias Blanca por enseñarnos que lo realmente en esta vida, es simplemente eso, vivir, y gracias por cambiarnos la perspectiva, algunas veces mirar desde el otro lado, escuchar y aprender de aquellos a quienes enseñas es el mejor regalo que puede darte esta profesión y esta vida.


UNA HISTORIA DE SUPERACIÓN

Mi nombre es Blanca, tengo 40 años y desde que nací convivo con una enfermedad llamada Fibrosis Quística, en mi caso, provocó una deficiencia pulmonar grave que desembocó en la necesidad de un trasplante bipulmonar que me realizaron hace 6 años. En la edad escolar realizaba actividades extraescolares como gimnasia deportiva, atletismo… pero no mostré demasiado interés por el deporte, quizás por el esfuerzo extra que me suponía.

Pero todo cambió después del trasplante. De repente podía coger el aire que jamás pensé que entraría en mis pulmones…. Y con ello vino una inyección de energía impresionante…. La que me había faltado en los últimos años, en los que conviví con una bombona de oxígeno, y que el echo de recorrer el corto pasillo de mi casa suponía un esfuerzo sobrehumano. Una operación, como es la de un trasplante y la posterior recuperación es una auténtica carrera de fondo, y en esa etapa el deporte juega un papel protagonista. Ya en el hospital te preparan en el gimnasio para afrontar una operación tan larga (unas 12 horas) con sesiones aeróbicas y de musculación. Y ya después de la intervención los médicos hacen gran hincapié en la importancia del ejercicio físico para un buen mantenimiento del injerto… los tratamientos serán de por vida, con algunos efectos secundarios, y, o te lo tomas en serio, o tanto esfuerzo, tanto compromiso de tanta gente implicada para que tu tengas esta segunda oportunidad se puede ir al traste…

Según me dieron el alta, me apunté a un gimnasio en mi pueblo y me tiraba horas ahí, iba a todas las clases que podía, creyendo que con eso, mi capacidad pulmonar iba a aumentar, y que iba a poder perder los kilos que por efectos de la medicación había cogido … pero eso fue un gran error. El ejercicio físico y la vida sana son algo que todos deberíamos incluir en nuestro día a día… Pero con una disciplina y en su justa medida…y todo eso lo aprendí en el momento que empecé a entrenar en BM Estudio. El hecho de que un profesional te enseñe a entrenar, te indique cuales son los ejercicios más adecuados para cumplir tus objetivos, que sepa motivarte para marcarte retos y te ayude a alcanzarlos…. Eso es algo primordial para mí.

Llevo un año y medio entrenando con Berto y ya el primer mes empecé a ver resultados, y no solo yo, si no también mis médicos, que vieron como mi situación clínica iba experimentando cambios muy positivos. No solo mi cuerpo se iba encontrando mejor, sino también mi mente. Es un trabajo global el que hacemos en los entrenamientos.

El convivir con una enfermedad crónica como la mía, hace que muchas veces te plantees tirar la toalla, pero gracias a los entrenamientos y a la evolución que voy experimentando, estoy consiguiendo cosas como realizar carreras, nadar hasta el aburrimiento porque ya no es la falta de aire la que me hace parar…Lo que antes me daba pereza hacer, como era preparar la mochila para ir al gimnasio, sabiendo que iba a estar allí casi 4 horas… desde que empecé a entrenar en BM Estudio, se ha convertido en una motivación más, porque cada día es una sorpresa, nuevos ejercicios, nuevos circuitos, hoy tocará correr, o muscular, hoy entrenaremos en el gym o en la playa, o en el parque, o en la cancha…. Y eso me encanta!!

 

antes-y-despues-bm-estudio-de-entrenamiento

Comparte en redes

Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en email

Entradas Relacionadas

bmestudio-de-entrenamiento-santander
I Campeonato TRX Ciudad de Santander DÍA: 28 de febrero LUGAR: Centro Deportivo Feygón…
bmestudio-de-entrenamiento-santander
Entrenamiento de fuerza en deportes de resistencia Todavía hay muchos deportistas, sobre todo amateur…